viernes, 6 de marzo de 2015

ECOLOGÍA

¿Dónde queda la marca España cuando hablamos de medio ambiente?

Thursday 5 March 2015

En la misma semana, la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) llaman la atención sobre las deficiencias ambientales de España, alertas que el ejecutivo estatal insiste en desdeñar.

'El Medio Ambiente en Europa 2015: Estado y Perspectivas': España sólo recicla el 27% de los residuos municipales y ocupa el lugar 18º en este sentido.

OCDE: España está en los niveles más bajos de Europa en cuanto a fiscalidad verde, ya que ésta sólo supuso un 1,6% del PIB en 2012.   


En los últimos años, el concepto 'marca España' ha hecho fortuna para poner en relieve el éxito de diversos individuos o colectivos del Estado en diferentes ámbitos, ya sea el de la cultura, la industria, la ciencia o el deporte. De hecho, en estos tiempos de crisis, la bandera de la 'marca España' se ha ondeado con orgullo a la más mínima ocasión, pero cuando toca hablar de medio ambiente y comparar a España con sus vecinos, ese orgullo patrio se transforma más bien en sonrojo. Esta semana, dos organizaciones internacionales de reconocido prestigio han colocado a España en el furgón de cola europeo en cuanto a asuntos ambientales se refiere y, lo que es peor, la respuesta de la Administración no indica que estemos camino de hacer propósito de enmienda. Por lo visto, cuando se trata de Medio Ambiente, ensuciar la manida 'marca España' poco importa.

Por una parte, la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) hacía públicos esta semana los resultados de su estudio quinquenal 'El medio ambiente en Europa: Estado y Perspectivas 2015' (SOER en sus cifras en inglés). A nivel europeo, el informe señala que a pesar de ciertas mejoras, la tendencia general no es positiva. La calidad del aire, la exposición al ruido, la calidad del agua, entre otros factores, dejan mucho que desear y provocan graves problemas de salud, sobre todo en los entornos urbanos. "Las políticas actuales no serán suficientes para conseguir los objetivos medioambientales de 2050. Tenemos que hacer más", señalaba el director de la AEMA, el belga Hans Bruyninckx.

En concreto, sobre la gestión de los residuos, el informe señala que estamos todavía muy lejos de una economía circular. "A pesar de los recientes avances en materia de prevención y gestión, la Unión Europea sigue generando grandes cantidades de residuos, y el grado de cumplimiento de los objetivos establecidos en virtud de las políticas varía de unos países a otros", afirma el documento. Este el caso en concreto de España, que en cuanto al reciclaje de sus residuos urbanos, se sitúa en la parte baja del ránking europeo con una más que discreta 18ª posición. En España sólo se reciclan el 27% de los residuos domésticos y, por si fuera poco, la tendencia es a la baja ya que el porcentaje ha bajado cuatro puntos desde la última edición del informe, hace cinco años. A este dato se suma la mala gestión de los vertederos por parte del Estado, que acumula dos denuncias por parte de la Comisión Europea en las que se denuncia el estado de más de 60 vertederos de nuestro territorio.

Curiosamente, el SOER 2015 ha coincidido con otro informe, esta vez elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el que se instaba a España a integrar más el medio ambiente en su recuperación económica mediante el uso de los impuestos medioambientales. El documento afirma que España está en los niveles más bajos de Europa en cuanto a fiscalidad verde, ya que ésta sólo supuso un 1,6% del PIB en 2012. Pero ante tal recomendación, el ministro de Hacienda español ha salido al paso con un lacónico: "No es el momento de subir impuestos".

Organismos económicos y ambientales internacionales insisten al gobierno español en que corrija sus deficiencias en materia de política medioambiental debido a los beneficios económicos, sociales y de salud que esto implica, pero de momento la Administración da la espalda a todos estos llamamientos. Parece que en materia verde, manchar la 'marca España' no preocupa demasiado.

No hay comentarios: